Música

Ian Curtis y Joy Division

Escrito por

Pocas cosas se pueden decir de un personaje tan característico como Ian Curtis, sin caer en el convencionalismo del poeta maldito que desordena sus sentidos y altera su percepción. Esta misma lectura, intenta asociar la violenta presencia escénica de Curtis y la oscuridad de sus textos, con cierto ideal romántico de la muerte joven, para explicar su suicidio en 1980 (En la mañana del domingo 18 de mayo de 1980, Curtis vio la película Stroszcek de Werner Herzog, escribió una nota a su esposa y tras escuchar el disco The Idiot, de Iggy Pop puso fin a su vida ahorcándose en la cocina de su casa en Manchester). Justo al día siguiente, Joy Division debía empezar su primera gira por los Estados Unidos. Tras la muerte de Curtis, Sumner, Hook y Morris, siguiendo el legado de Joy Division formaron New Order.

El nombre, Joy Division, lo tomaron de la novela sobre los campos de concentración nazis The House of Dolls de Karol Cetinsky. Como “División de la Alegría” se conocía a la sección en la que las prisioneras eran forzadas a servir de prostitutas a los oficiales nazis.

Curtis, directamente influenciado por el movimiento punk de grupos como los Sex Pistols o The Clash, se empeñaba en provocar y enviar un mensaje de odio, anarquía y resentimiento contra un sistema conservador y represor, inoperante e inútil para una juventud carente de expectativas. El ejercicio de desafío era formar una banda de punk para escupir y reventar la podredumbre de la clase política y las miserias de una sociedad desesperada. Son, además, los pioneros en el nacimiento de Factory Records, la única casa discográfica que respetaba a sus artistas y les daba absoluta libertad para controlar su trabajo.

Realmente vale la pena rebuscar en las tiendas de discos o en internet y escuchar detenidamente la música y las letras de esta interesante formación que, aunque desaparecida, lejos está de estar muerta.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

5 Comments

  • Soy una admiradora de Joy Division (desde hace tiempo, no desde que a los modernos de este país les dio por hacer un revival frívolo de los ochenta y descubrir de repente la new wave, que estaba ahí desde hace años) y estoy de acuerdo con lo que has dicho… Querría mencionar también a Martin Hannett, el productor de los discos de Joy Division, genial productor, que logró (más allá de las letras oscuras e introspectivas, del magnetismo de Curtis) crear un estilo inédito; nadie sonaba así, era el estilo característico de Joy Division; la banda le debe en gran parte su fama y su idiosincrasia, pues, como ellos mismos dijeron al acabar el primer disco, “a Martin le encantó, a la crítica le encantó, a la gente le encantó… Sólo a nosotros no nos gustaba; éramos tan sólo los pobres músicos que habíamo hecho eso… “

  • Lilyth dice: “Soy una admiradora de Joy Division (desde hace tiempo, no desde que a los modernos de este país les dio por hacer un revival frívolo de los ochenta y descubrir de repente la new wave, que estaba ahí desde hace años)”.

    Primero. Si no entiendo mal, ese tiempo que dices te legitima un juicio “superior”… no? De no ser el caso, no lo hubieras citado.
    Segundo. Desprestigiar a los que llegaron “después”, y esa repulsión a verte como una más de una masa informe de aficionados -no un club selecto-, llevan al lector a sospechar que lo que una admira no es tanto al grupo como al propio talento por des-ocultarlo. Con rabieta posterior incluida (hacia los “modernos”).

    Y por favor, no me acusen de ser uno de ellos.

  • no seamos demagogos. estoy seguro de que “un lector más” sabe perfectamente lo que quería dicir lilyth. a mí también me dan ganas de bomitar esos a los que cita. no estamos hablando de clubes selectos. estamos hablando de la diferencia entre retrasados mentales voluntarios y de gente con un mínimo criterio. en fin, leed mi artículo “Náusea”

  • Joy Division fue de los mejores grupoa de música punk junto con siouxsie y otros grupos de la actualidad como the cure…

  • Hola a todos. Comparto la opinión musical sobre Joy Division y aprovecho para volver a recordar a los Smiths.
    “Love will tear us apart” vs “There is a light that never goes out”.

    No quiero enamorarme, en serio.

Responder