Prosa

Zeus

Escrito por

Hola, me llamo Zeus y soy un perro de Pineda de Mar. Vivo aquí desde hace unos siete años, aproximadamente, con mi dueña, una mujer viuda y generosa. Pero no me gustaría que os confundierais. No soy un personaje creado, en forma de perro, para llenar esta estúpida y banal sección de prosa. No tengo nada que ver con el autor de este espacio literario.

Ya sé que diréis que es un poco extraño que un perro escriba correctamente el castellano (y más en esta época, donde el inglés y los neologismos lo invaden todo). Pero ahora tampoco tengo demasiado tiempo cómo para explicaros esta cuestión. He ocupado, de manera un tanto ilícita, esta sección con mi carta por algo mucho más urgente e importante.

María, mi dueña, estaba en la cocina y se ha caído. En estos momentos está tirada en el suelo. Creo que le ha pasado eso a lo que los humanos le llamáis desmayo. Por supuesto, ya he intentado todo lo que estaba en mi mano (pata, para ser más exactos) para reanimarla. Pero no hay manera. Le he lamido la cara, he ladrado, he llorisqueado…no reacciona.

María es una mujer de setenta años. Siempre me ha comprado el mejor pienso y me saca una media de tres veces diarias a la plaza. Pero, a pesar de su enorme generosidad, hace tiempo que nadie nos visita. Su hijo, Jesús, ya no viene a vernos desde que el nieto de María murió en aquella atracción a la que ella misma le había llevado. Tampoco tiene muchas amigas. Yo era su única compañía, últimamente. Y ella, por supuesto, la mía. Pero ahora tengo miedo. A ver si alguien puede venir a abrir la puerta y sacarnos del piso. Yo solo no sé salir. Y cada vez huele más a gas.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

Responder