Música

Náusea

Escrito por

“La oreja de van Gogh”, “El canto del loco”, “El sueño de Morfeo”… Pop español. He aquí otro motivo para avergonzarse de la nacionalidad indicada en nuestros carnés de identidad. Americanas de pana, chapas en las solapas de las americanas de pana, gafas de pasta negras, pantalones caídos (sin saber qué reivindican) y un sinfín de símbolos que representan, en conjunto, una marcada carencia de personalidad, además de una total vacuidad intelectual. Todos ellos, revolucionarios burgueses u obreros conservadores, gozan de esta pseudo-música. Gozan de “Melendis” con rastas inmaculadas libres de parásitos. Estas “personas” capaces de fumarse un porro, abortar, ser homosexuales y/o tener un sueldo infrahumano, que luego depositan encantados una papeleta de un partido poco popular en la urna electoral. Estas “personas” que te preguntan si vas a la “mani”, y que solo van para beber calimocho, escuchar a sus ídolos supuestamente musicales y a ponerse ciegos.

Para acabarlo de rematar llega la navidad, explosión consumista por excelencia en la que hemos de gastarnos nuestras pagas dobles (si somos tan afortunados como para tenerlas). Constantemente nos bombardean con anuncios de recopilatorios de música en la lengua del imperio (castellana, aunque la llaman española), cual burda medida proteccionista.

Náuseas. Náuseas por un país culturalmente castrado.

Feliz navidad y próspero año nuevo.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

12 Comments

  • Eso es, verdades como puños. Muy bien escrito, en mi opinión.

  • Gran artículo, de verdad. Verdades como puños, o más bien como escupitajos. Pero me quedan dos dudas; una , ¿conoces un PAÍS no castrado culturalmente? y dos, ¿reivindicaron algo en algún momento los pantalones caídos?

  • No digo que no tengas parte de razón, pero si ves asi las cosas lo mejor que puedes hacer es refugiarte en una guarida en lo alto de los Pirineos.

  • Los Pireneos me parece un buen sitio.

  • En respuesta al comentario de lilyth, originalmente los pantalones caídos simbolizaban una protesta contra la pena de muerte. Puesto que a los presos condenados a la pena capital no se les permitía tener cinturón, muchas Heces (perdón, he tenido un momento creativo. Quería decir Veces) llevaban los pantalones caídos. Un pequeño grupo de jóvenes empezó a imitarlos como muestra de apoyo.

    Hay países a los que todavía les queda un huevo.

    Ah! por cierto. No intenteis tocarle los huevos a un castrati.

  • Joder, no sabía lo de los pantalones caídos… ya lo decía mi Entrañable Abuelita: “nunca te acostarás… etcétera.”

    Gracias por la respuesta.

  • Bla, bla, bla. No es por desprestigiar, pero parece un panfleto de instituto. A parte de la estética del artículo, lo siento pero no me a gustado, estoy en parte de acuerdo con la base de tus ideas pero hay que ir más allá de la superficie y no quedarnos en un mero dualismo entre lo cool y lo auténtico, cultura y contracultura, pues todo forma parte del mismo sistema. Con esto que has dicho no se salva ni Dios, salvo que seas el ser más coherente del planeta. TODOS hacemos y dejamos de hacer influenciados por tendencias y estilos ajenos a nosotros. ¿O defenderás que los seguidores de Rammstein, System of a Down o no sé, The Cure p.e. son más auténticos? Al seguir a algo/alguien, de alguna manera lo interiorizamos intentándonos parecernos por lo que nadie está libre de contagio, pues no partimos de la nada, y todo convive en juxtaposición, formando parte de un mismo Universo.

  • Me parece bastante acertado el comentario de Alma. de hecho, el editorial del mes que viene habla un poco de eso. El contrario al sistema, fortaleze el sistema.

    P.D. Me ha encantado lo de la juxtaposición. Me encanta esa palabra. Me hubiera, o hubiese, encantado que mis padres me hubieran llamado así: Juxtaposición.

  • Gracias Alma por tu constructiva crítica. Que todos hagamos esas cosas y que nadie se salve de culpa no significa que sean maravillosas. Lo que escribo no está escrito desde la cima de la sabiduría, ni soy portador de la más alta de las virtudes. No soy un superhombre. No hablo de aquel que es influenciado inconscientemente (de eso somos todos víctimas). Más bién me refiero a aquel que piensa tan poco que incluso se cree que lo que hace es positivo y “normal”, y que vive según una muy pobre y simple (aunque me gusta más la palabra catalana “ximple”) tabla de valores.

    Creo, además, que aciertas en lo de “panfleto de instituto” pero, ¿que se puede esperar de alguien que suele escribir sus artículos a las tres de la madrugada, insomne y que podría decirse que es casi alcohólico?

    Gracias de todos modos por tu interés. Sigue colaborando con nosotros.

  • gracias a ti por habértelo tomado tan bien, pues lo mio no deja de ser una opinión más, ni más verdadera ni más falsa. Pero pienso que lo sabes hacer mejor, pues artículos como el de Joy Division me gustaron mucho. Suerte, y menos alchol!!

  • Hola Adolfo. Al leer el articulo una y otra vez, me voy posicionando de tu parte. Tambien es cierto que el motivo de tu articulo es algo de sobre lo cual hemos hablado en muchas ocasiones. Nuestra animaadversion hacia los Radikalvin klein efs manifiesta.

    Ahora bien, creo que hay que tener mucho ojo con las etiquetas, porque si asi fuera, estariamos prejuiciando de antemano. Yo mismo, soy un popero, lo sabes, y sabes tambien cuales son mis ideales, etc… Creo que la clave de todo esto es tener el suficiente sentido critico, tener una mirada sociologica, mas alejada del entorno proximo y entonces elegir…. Se que es elegir entre mierda o mierda y media, pero que coño, dejame creerme un poco que soy un poco libre. Siempre claro, con los pies en el suelo.

  • Pues sí, éste es un pais de mierda. Vivo y he nacido en una ciudad nauseabunda llamada Madrid.
    Por favor, si teneis hoy un hueco, escuchad a los SMITHS de nuevo.
    Love is a miserable lie.

Responder