Música

Video clip

Escrito por

Jueves mediodía. Finalmente la cama me escupe. Decido cambiar la cama y las pesadillas por el sofá y la televisión. La “música” de los video clips de los cuarenta principales interferencia con el zumbido intermitente de mi cabeza, provocado por el vino barato de anoche. Noto algo extraño. El video clip de Shakira con el rapero de turno, no crea en mí la sensación de repugna a la que estoy acostumbrado ante semejantes estímulos. Advierto, por el contrario, alivio. La cabeza ya no me duele. Recelo ante este nuevo estado. Pero, poco a poco, el recelo desaparece dando paso a la alegría. ¡Qué fácil puede ser todo! Sin pensar en ideales, ni en política, ni en creencias. Sin reflexionar. Haciendo un trabajo que mantenga mi mente ocupada. ¿Qué más da si no cobro mucho, mientras tenga lo justo para sobrevivir y para poder salir cada noche? Salir cada noche a lugares con la música demasiado alta como para oír mis pensamientos. ¡Qué fácil puede ser todo! Si olvido mi conciencia, mi inteligencia, la física, la armonía, mi humanidad particular. ¡Qué fácil puede ser todo! Si dejo que la sociedad me digiera y use mi energía como un ladrillo más en su muro. Si dejo que la sociedad me defeque haciendo de mí un excremento humano más que alimente el cenagal de la estupidez.

Necesito subir el volumen. Necesito no pensar. Pausa publicitaria. Dejo que los anuncios me digan qué necesito. Necesito un coche. Necesito un equipo de música mayor. Necesito hacer un viaje cuadriculadamente programado. Necesito trabajar más horas. Necesito redecorar mi casa. Necesito pedir un crédito personal. Vuelven los video clips. Ahora veo el último de “La oreja de van Gogh”.

Le amo. Finalmente le amo. Le necesito. Ha de ordenar mi vida, mis hábitos. Le amo. Definitivamente. Le amo. Amo al Gran Hermano.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

3 Comments

  • ¡Qué bueno!, tú sí que sabes.

  • De lo mejor que has escrito, Fito. Cada vez me gusta más tu prosa, de verdad.

  • Bravo, “Si dejo que la sociedad me digiera y use mi energía como un ladrillo más en su muro” realmente me ha llegado. El nivel de esta revista va subiendo a altos niveles.

Responder