Jaque Mate

Escrito por

No pretendo que estas líneas sean parte de un diario personal pero, en ocasiones, la intensidad con la que vivimos algunas experiencias hace que, hasta las teorías más coherentes se transformen en abstractos artificios ridículos sin razón de ser, como islotes de vocablos apáticos al dolor y a la alegría.

El pensar en la muerte ha sido una constante en mi vida, no por añoranza sino por verdadero terror. Nunca me he atrevido a tutearla y faltarle a su honor no fuera que se ofendiera y tomase represalias. Por eso intenté dominarla por otro camino más seguro, el de la razón, mediante el estudio exhaustivo de otras experiencias mucho más elaboradas que la mía.

Pero, por desgracia, esos pensamientos estudiados acaban convirtiéndose en tácticas inútiles del escondite inglés porque, cuando la muerte aparece, cuando interrumpe en tu supuesta burbuja impenetrable y… te invita a bailar… ni Bergman ni Ciorán sirven de consuelo. Todas esas teorías asimiladas acaban por convertirse en blasfemias para la vida de carne y hueso, para aquellos que vivimos en esa Tierra plana e inmóvil.

Sólo aparece su utilidad cuando la rutina te ciega y puedes gozar de la seguridad del necio, creyendo que la partida te es favorable, que el jaque mate está próximo, tan sólo porque le has arrebatado un peón. Bienaventurados esos inconscientes que no la ven llegar, pues se ahorran muchas horas de absurdo juego inútil, tiempo que, quizás, aprovechen para bailar con ella.

Aunque por otro lado, el tener como horizonte a la muerte puede enseñarte a saborear la carcajada ruidosa del instante, a correr sin prisa, a olvidar…, pues, dentro de unas décadas y en el mejor de los casos, tan sólo te recordaran como una ruina superflua que nada tiene que ver con sus vidas actuales.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

5 Comments

  • Buen artículo, Pilar.

    Me ha gustado mucho. Ni Cioran ni Bergman consuelan… pero un Woody Allen, o un Groucho…

  • La muerte tensa el arco de la vida, dijo Simone de Beauvoir,…o si no fue ella da igual porque tiene razón.
    Converso con ella casi a diario, en la mirada de personas que sienten que ya estan de más porque su razon de ser caducó…personas mayores, viejos, enfermos, es una experiencia interesante cuando superas la sorpresa y comienzas a valorarla. Interesante pero duro.
    Cuando te giras parece que todo lo que te rodea es mejor mucho mejor.

  • Gracias,
    La verdad es que sin Woody la vida sería un poco más hostil. El humor, la ironía, esa sátira de uno mismo es necesaria para mantener la salud mental y, sin embargo, es tan difícil de conseguir….

  • En completo acuerdo, Raquel. La muerte debería ser nuestro horizonte de acción (sin obsesión, claro), la que desvele la esencia verdadera del ser, aquello que somos, esa presencia actual. En “Estrella de Redención” de Rosenzweig hay un párrafo realmente conmovedor sobre la muerte, empieza, si mal no recuerdo,”sin la muerte, sin el miedo a la muerte, no es posible la reflexión (…) debemos sentir almenos algunas vez su frío en la noche para después, al despertarnos,(…) ” Os invito a leerlo.

  • La muerte está tan segura de ganar… que nos deja toda una vida de ventaja!

Responder