Música

Fluido Rosa

Escrito por

Surrealismo y psicotropía. Asociaciones mentales en tiempo real. Una metáfora visual de dos horas de duración. Ironía crítica. Un viaje a las entrañas de los traumas infantiles con banda sonora. La cruz ensangrentada que se esconde bajo la bandera británica. La fábrica de unidades sociales. La fábrica de ladrillos. El muro. La opresión. La sociedad. Equivalencias. Es difícil no recordar a George Orwell y a su soberbio 1984. El engaño general, la manipulación de las masas. Un lavado de cerebro exhaustivo e inyectivo desde la más tierna infancia. Y su banda sonora. De eso trata el muro. De eso habla Roger Waters. Eso vive en sus carnes Pink Floyd como alegórico personaje.

La música lo acompaña todo. Los sentimientos y las ideas se traducen en notas y versos. La rabia, la impotencia y la desesperación en audio y video. Lo absurdo de la guerra y cómo se ejerce de gobernantes a gobernados queda al desnudo.

Las iniciales víctimas inocentes del sistema se corrompen al llegar a lo más alto, y sus delirios de grandeza realimentan al mismo, que aumenta en crueldad. El muro trata sobre el funcionamiento general de la sociedad humana, sus mecanismos de supervivencia y, sobre todo, de la carencia total de responsabilidad de individuo alguno y, por tanto, de la responsabilidad compartida entre todos los individuo por la vía, en la mayor parte de los casos, de la pasividad. En menor número se dan ejemplos de líderes carismáticos que motivan la actividad en aquellos que habían sido pasivos. Pero la suelen motivar en el sentido equivocado.

Ya que hablo también de cine, aprovecho para saludar a uno de los miembros fundadores de Sísifo, que al parecer se encuentra disfrutando de un descanso de sus alocados viajes, cerca de su familia y amigos. Saludos Francesca. A ver cuando te tenemos algo más de tiempo con nosotros.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

1 Comment

  • Saludos a la gran Francesca, y saludos a el autor de este artículo, que cada vez escribe mejor, aunque él no lo sepa.

Responder