“Preferiría no hacerlo”

Escrito por

“El tiempo pondrá las cosas en su lugar” solemos afirmar a veces. Sucede que es angustioso creer que estamos bajo las órdenes de lo contingente, que no hay teleología que dé sentido a lo absurdo o justicia a los desheredados, que Todo sea algo inventado tejido por el azar y el hábito. Hasta que, alguna vez, alguien desde esa normalidad se plantea otra opción, y es cuando el increíble acaecimiento de la sospecha irrumpe en nuestras complacientes vidas.

Un día cualquiera una mujer de Montgomery coge un autobús para volver a su hogar. Rosa Parks quizá no quería pasar a la posteridad, quizá sólo estaba cansada tras un duro día de trabajo, pero al no ceder el asiento a un hombre blanco desencadenó casualmente, y no desveló como diría Heidegger, una serie de hechos que trascendieron más allá de su momento.

Desde un trabajo arqueológico Michell Foucault puso en tensión la comodidad a la que no sólo los burgueses suelen apearse. Porque para él la verdadera tarea de la filosofía no consiste en solucionar problemas a partir de sistemas, sino cuestionarse el camino que ha recorrido aquello a lo que llamamos “normal” sembrando la duda.

Es como el buen padre que nos cierra una puerta para abrirnos la verja, pero siempre desde la historia, tocando vida, rastreando minuciosamente los archivos tras la pista de los acontecimientos. Ese gran afán por intentar resolver un puzzle al que le faltan piezas, porque quizá no haya tal puzzle sino sólo una idea que puede llevarse a cabo.

Esa mujer se negó a ser gobernada, prefirió no hacerlo, como tantos otros hechos que en un primer momento no tenían ninguna gran intención. Foucault no se conformó con el atrévete a pensar Kantiano sino que quiso pensar de diferente manera, porque todo lo que puede ser de otra forma se puede cambiar.

*Preferiría no hacerlo: Expresión que surge de forma reiterada en Batleby, el escribiente de H.Melville

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

3 Comments

  • en este artículo estás plasmada, en estado puro.

  • Precioso artículo.

    Somos todos igual de burgueses, acomodados. de hecho, escribimos contra los acomodados para no darnos cuenta que nosotros lo somos aún más.

    Nos faltan espejos…. y valor.

  • pues sí..lo políticamente correcto ,hoy, es cagarse en el sistema mientras ves películas idependientes.
    ah, bienvenida Irene….aunque ya sabes que tengo el corazón partio con la genética (esencia)…

Responder