Editorial

Editorial Febrero

Escrito por

La vida es sueño, y el sueño es parte de la vida. La realidad es real siempre que haya una fantasía potente para contrastarla. El espejo refleja otro espejo, una postura, un gesto, una tilde que construye una identidad, supuestamente, real.

La vida es sueño, porque el sueño es necesario. Es real, también. Tan real como estar despiertos, caminar, oler, o besar. En el sueño también se camina, se huele, se besa. Y, tal vez, se hace cómo realmente (y éste “realmente” no es inocente) se querría hacer. Es el ideal contra el real, otra vez bailando ese tango interminable.

Sísifo es real y es sueño, porque la vida sueño es. Una fotografía, o un verso, te invita siempre al mundo onírico, o te aplasta contra la realidad más cercana, más próxima. Todo es cuestión de cómo arrastremos la roca.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

Responder