Música

Tarde

Escrito por

Llega tarde cuando quedamos para hacer un café. Llega tarde cuando quedamos para ir al cine. Llega tarde cuando quedamos en mi casa y llega tarde hasta cuando quedamos con su familia. Llegar tarde es algo habitual para mi acompañante. Con el paso del tiempo, he aprendido a serenarme y a reforzar mi paciencia. El amor hace que se soporten todo tipo de maltratos.

Faltan cinco minutos para que empiece el concierto. Dirigiendo tenemos a Mariss Jansons y siguiéndole, a la Royal Concertgebouw Orchestra. Strauss, Mahler, Ravel, Debussy, Stravinsky, Schönberg, Hindemith, Schrecker y Milhaud. Todos ellos la dirigieron en varias ocasiones. Otros, entre los que cabe destacar a Bartók, Rachmaninov y Prokofiev, actuaron como solistas en la interpretación de sus propias obras. Ciento diecinueve años de orquesta. Solo un minuto de retraso podría evitarme saborearlos. Las entradas de palco cuestan cien euros cada una, pero no son nada comparados con la enorme pérdida que supondría llegar tarde. Solo quedan tres minutos. Justo cuando empiezo a plantearme entrar solo, aparece doblando la esquina del Palau de la Música Catalana su silueta nerviosa y oscilante rogando clemencia. No hay tiempo. Entramos sin más.

Empieza el concierto. Perfección. Perfección en cada nota y en cada acorde. Lástima que sea Schubert. Después de la media parte llega el plato principal: la novena sinfonía de Dvořák, inicialmente la sexta, y más conocida como la sinfonía del nuevo mundo. Me cuesta sobremanera contener los aplausos después de cada movimiento. Los escalofríos continuos inflan poco a poco mis lacrimales. Después del allegro con fuoco se liberan los vítores. Dos vises rematan la noche. El arte, realmente, no tiene precio.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

2 Comments

  • Qué cabrón.

    Nunca avisas.

  • La Concertgebouw?? Y esperaste?? Dios, son el olimpo en la tierra…Schubert es un cursi, pero hay muy pocas obras tan bien construídas como la Octava. El tío no tuvo muchas luces al usar tan poco el primer tema, el de los contrabajos, pero nadie es perfecto.

Responder