Treta…

Escrito por

Retardo la eyaculación penetrando algún detalle,
el cabello en la almohada enredándose,
la espina dorsal serpeando hasta el cuello,
el ritmo de los gemidos hipnotizando…

Como el coño en una treta para prolongar
el alucinógeno instante de la cópula,
del duelo de la fornicación,
olvido por un momento el falo
aunque es inevitable la erección…

Me concentro en la lengua y los dedos
sometiendo al cuerpo tendido y de piernas abierto,
mientras observo desde ese valle
las tetas con los pezones duros
y tras de ellas, como un amanecer,
el rostro mostrándose tímido,
tan honesto como solo puede ser
cuando abandonados al placer
llegamos a su cima…

Mauricio Mendoza.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

Responder