Los lunes a clase

Escrito por

Se respira una cierta crisis laboral. No entraré a valorar si es malo o bueno, simplemente es un hecho que está ahí con todo lo que conlleva. Muchos dirán que no es para tanto, que quien quiere trabajar acaba encontrando, ocultando la nota aclaratoria de “algo”. Casualmente las becas van multiplicándose aunque no en cantidad económica sino en diversidad, motivo suficiente para que la media universitaria sea cada vez más elevada porque sale más rentable estudiar otra carrera y trabajar esporádicamente cobrando alguna ayuda, que perder tiempo en el mercado laboral sin acumular créditos para un futuro que sólo es prometedor mientras se completa el expediente. Con esto no defiendo una reencarnación antagónica del mayo del ’68 manifestando “¡queremos trabajo!, ¡dejarnos ser parte productiva del sistema!”, porque no queremos ser explotados después de tanta teoría aprendida, aunque como decían nuestros padres “hay que comer”, y como dicen ahora los hijos “hay que pagar el alquiler del piso compartido” si no queremos volver a revivir aquéllos maravillosos años.

Casualmente también ha aumentado el número de subsidios y ayudas para desempleados, incluyendo los diferentes cursos gratuitos como el de aprender a hacer papiroflexia con una sola mano o aquel que te enseña a deletrear el código Morse al revés después de haberlo aprendido del derecho. El paro y los diferentes subsidios se están convirtiendo en un sustento económico imprescindible para vivir; esa nómina estatal por no estar trabajando es la recompensa por guardar silencio mientras esperas tu turno para laborar, porque simplemente ya no hay trabajo para muchos y nos tienen que sobornar a precio de coste para no alimentar demasiado la mala hostia.

A todo esto, ¿alguien sabe de algún trabajo de mañanas?

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

4 Comments

  • Agradecer tu opinion,que comparto.y por supuesto tu exposicion.

  • Muchas gracias a ti por tu comentario.

  • Entonces, mi intuición de que el futuro es de color gris-negro, es cierta?
    Estoy de acuerdo con lo que dices.

  • Nunca pensé que podía “hechar de menos “alienarme laboralmente, aunque hay que reconocer que es un método efectivo para tapar ese color gris.negro.

Responder