Editorial

Editorial Junio 2008

Escrito por

Sísifo es periodista, arquitecto, ingeniero de caminos y químico. Sísifo critica el poder opresor, que le obliga a arrastrar la roca, y que le ha castigado eternamente, pero le obedece sin tregua.

Pero ha llegado el verano. Y mira, de frente, la roca. Saca un mechero y la quema. Se hace un porro, se va a una terracita de la Barceloneta, pide una cerveza y unas bravas. En la tienda del centro, se ha comprado unas bermudas, unas sandalias de río, y una camiseta blanca.

Basta. La eternidad nunca es para siempre. Y la dignidad, a veces, reclama levantar la voz, golpear la mesa y pedir un poco de respeto. No vamos a perder el tiempo en gestiones inútiles, en llamadas repetitivas y en reuniones de mucho café y pocos argumentos. Disfrutemos del verano, del foro y de los versos.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

2 Comments

  • Sí pero no. A mí me gusta perder el tiempo en los bares, beber cervezas o tomar esos tan literarios cafés. Muchas veces, es aburrido, pedantesco e inútil tener que hablar de temas tan, digamos, Sisifos, como si fuera una obligación de casta. Dar demasiadas vueltas a una cosa es la manera más sencilla de dar vueltas. El hablar por hablar, sin estar obligado a decir nada, es un privilegio que no quiero perder. Una posición nihilista que nunca debe abandonarnos.

  • Tienes razón, Leandro. Supongo que – siempre – depende de la compañía.

    Un abrazo!

Responder