Música

Moro, moro

Escrito por

Poeta, pintor, músico, desconocido, enfermo, moribundo, drogadito, homosexual, seropositivo. Saber vivir siempre fue una máxima para Pepe Sales. Enamorado sin complejos de las drogas y del sexo, sufrió las peores consecuencias de estas filias para los tiempos que le tocaron vivir. Precisamente las drogas le condujeron a una de las experiéncias más traumáticas de su vida. Se pasó doce meses en la prisión Modelo de Barcelona por posesión de hachís. Fue, además, una de las muchas víctimas que ocasionó el sida en sus primeros estadios, y un gran descriptor de la lenta agonía y del malestar provocado por las infecciones oportunistas asociadas a este mal. Dos años después de su paso por la cárcel en 1973, empezó a consumir heroína, droga que ya no abandonaría jamás. En 1984 fundó, junto con Víctor Obiols, el grupo Bocanegra, con el que solo grabaría un disco, Bocanegra U, del que actualmente la discográfica Quartercorner presenta una reedición.

Fruto de un viaje a Budapest para desintoxicarse y para, quizás, curarse del sida, Sales compuso una de sus más conocidas canciones, “Moro, moro” (muero, muero) que dice así en una de sus estrofas:

La teràpia de l’aigua (la terapia del agua)
fa que sui sidral (hace que sude sidral)
i elimini toxines (y elimine toxinas)
amb lo cares que van (con lo caras que van)
i babejo babejo (y babeo y babeo)
i trec baba pel cap (y me sale baba de la cabeza)
és la fi del martiri (es el fin del martirio)
és l’enyor del deliri (es la nostalgia del delirio)
és la cura a l’exili (es la cura al exilio)
que hem de fer Budapest (qué hemos de hacer Budapest)

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

Responder