Editorial

Editorial

Escrito por

Las luces de colores en los abetos – ahora protagonistas – condenados a una muerte segura. Los niños, los reyes buenos, y los discursos buenos de los reyes malos. El cava, los barquillos, el turrón. Las tiendas, las bolsas de la compra, la crisis olvidada y las personas escondidas entre abrigos, guantes y familiares. Bienvenidos a otra Navidad.

“Regalar”, según la Real Academia de la Lengua Española – aunque sea únicamente castellana -, es un verbo que se refiere a la acción de “dar a alguien, sin recibir nada a cambio, algo en muestra de afecto o consideración o por otro motivo”. Regalar se ha convertido, en Navidad y durante el resto del año, en un ejercicio extraño. No estamos convencidos que sea a cambio de nada. Que no se busque una recompensa, un perdón, una caricia, una sonrisa, un trueque, sea sentimental o no. De verdad, ¿si has regalado algo a alguien, y éste no te regala algo a ti, te da igual?

A Rousseau tal vez sí, pero Hobbes no está para estas entelequias. Ni siquiera aquí vamos a plantearnos si eso es positivo, o negativo, o indiferente. Dejemos el discurso políticamente correcto a los incorrectos políticos. Lo que Sísifo quiere hacer este último número de 2008 es regalaros una mirada, a una obra de arte, a un poema, a una prosa prescindible. Un dibujo, una fotografía que enfoca el cielo, una manera de ver el mundo y una roca que no pesa tanto como decimos. Es que nos gusta quejarnos.

Tampoco nos desagrada del todo la Navidad, ni los árboles disfrazados, ni la sonrisa de un niño que cree que los Reyes son gente trabajadora y plural. Y tampoco vamos a ponernos a despotricar del consumismo desorbitado, ni de la estupidez eterna del ser humano. Porque somos humanos, y estúpidos. Y regalamos esta revista para conseguir algo a cambio: un poco de complicidad, de guiño, de ser camaradas. De estar, de alguna manera u otra, juntos en esto de la résistance. Cuando lo conseguimos, para nosotros, siempre es 6 de Enero. Y la piedra es como esas monedas de chocolate.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

Responder