Arte

Megalópolis

Escrito por

Megalópolis (Expuesta en la galería ADN de Barcelona) de Chus García-Fraile.

Muchos dicen de Barcelona que es una ciudad muy pequeña. Como una casa de muñecas me dijeron una vez. Sin embargo a mí, que he vivido en ella durante los últimos años, todavía me parece grande cuando después de un breve viaje en metro llego a otro barrio, como por ejemplo Poble Nou, y el sentimiento de pérdida me acompaña.

Dicen que el depaysement, o el mal del inmigrante como también lo llaman, está provocado por la sensación de no pertenecer a un lugar, ni del que vienes ni donde te encuentras. Les ocurre a los inmigrantes, pero qué fácil es sentirse inmigrante con sólo cambiar de zona.

Sabemos llegar al lugar donde trabajamos o estudiamos, lo aprendemos. Pero lo más común es que no sepamos ubicarlo en un mapa si no buscamos los nombres o las referencias. Y es que los mapas y las grandes ciudades suelen dejarnos confundidos, como sucede con “Megalópolis”, obra de Chus García-Fraile.

En su pequeño ensayo titulado “La lógica cultural del capitalismo avanzado” de 1984, Frederic Jameson decía que la confusión o extrañamiento producido por grandes espacios, como la megalópolis de García-Fraile, se debía a que el espacio contemporáneo había logrado trascender las capacidades del cuerpo humano para ubicarse y para organizar mediante la percepción sus alrededores.

Quizá era esto, nuestra incapacidad para construir un mapa mental acorde al mapa urbano, lo que la artista pretendía mostrar con su obra. Pero yo iría más lejos y vería en “Megalópolis” una llamada a la alternativa o, mejor dicho, una forma de recordarnos cómo llegar a establecer nuevas conexiones mentales con el espacio, a través de la deriva.

Según los situacionistas, por medio de la deriva y su paso ininterrumpido y sin rumbo en que consistía, podíamos desarrollar un comportamiento lúdico y constructivo con el espacio. Renunciando, por un tiempo, a los motivos para desplazarse, dejándose llevar por las solicitaciones del terreno y los encuentros azarosos. Una forma, ¿por qué no?, de llegar al Poble Nou y no sentirse extrañado.

{Imagen obtenida de la revista Mu}

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

2 Comments

  • Buen artículo, y buena foto.

    Se nota que el director tiene paciencia, con estos colaboradores… No como el anterior.

    Francesca, te crecen los fans, que lo sepas.

  • No es para tanto.
    ¡Faltaría más! Que una colaboradora me diga que hay un problema con la imagen y yo no lo solucione cuanto antes. ¡Hombre por dios!!

    Yo soy fan. Sí.

Responder