Arte

Cuestionando

Escrito por

jaar

El último proyecto itinerante de Alfredo Jaar presentado recientemente en Barcelona, Qüestions Qüestions, comparte un rasgo común con la mayoría de prácticas culturales activistas, el uso de estrategias colaborativas que hacen participar al individuo con la finalidad de estimular su conciencia crítica.

Por medio de quince preguntas, el artista chileno pretende hacernos reflexionar sobre el papel del arte y la cultura en la sociedad. Y para convertirnos en partícipes de un modo más activo, pone a disposición su página web para que respondamos a estas cuestiones. Unas respuestas de las que, imagino, se espera que funcionen a modo de catalizador crítico y promuevan un cambio en la actitud de la gente y la sociedad respecto a la importancia de la cultura en general. Un proyecto por lo tanto ambicioso, pero encomiable.

No obstante, no deberíamos pasar por alto otra de sus especifidades. Además de su estrategia colaborativa, Qüestions Qüestions comparte otra de las características del arte activista y la intervención pública, el empleo de los medios de comunicación dominante. Alfredo Jaar hace uso de postales y carteles publicitarios colocados en los medios de transporte público y otros espacios para difundir sus mensajes. Con la salvedad, eso sí, de que en esta ocasión no parece subvertir el uso comercial de estas prácticas, sino quedarse anclado ahí mismo, en el uso publicitario. Y ¿cuál es el producto anunciado? Pues el “nuevo” centro de arte que, junto al proyecto de Jaar, ha sido inaugurado no hace mucho en Barcelona y anunciado como un espacio cultural, social y político.

De modo que, Qüestions Qüestions debería hacernos reflexionar acerca de las preguntas que plantea, pero también sobre la compleja y difícil relación entre arte crítico e institución. Una relación que, sin adentrarnos en la capacidad que pueda tener la institución para absorber y neutralizar la crítica, puede resultar nociva si el arte se utiliza como bastión de poder o propaganda.

En cualquier caso, la unión de crítica y poder institucional no resulta una contradicción que pueda ser resuelta fácilmente o de la que tengamos que huir incesantemente como si de ella no pudiéramos extraer nada positivo. Aunque, por otro lado, convendría que las respuestas a una intervención pública como Qüestions Qüestions no se dirigieran tan sólo mediante la web del artista, sino en el espacio público, como su intervención.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

Responder