Arte

Persistencia

Escrito por

viana05int

Una antigua creencia berebere confería a la fotografía un extraño poder maligno, la consideraba la materialización del mal de ojo y aseguraba que cuando una persona era fotografiada perdía una parte de su ser.

Esta parte del ser, que según la creencia berebere la fotografía le usurpaba al modelo, puede que no estuviera tan alejada de otra creencia mucho más comentada y actual, pero no menos ritual, como fue la de Roland Barthes.

El autor de “La cámara lúcida” consideraba que la esencia de la fotografía consistía en una obstinación del referente por seguir estando en la imagen y que, por ello, la fotografía cobraba mayor interés cuando el sujeto representado ya no estaba, había muerto. La fotografía, decía Barthes, siempre nos muestra lo que ha sido pero que, irremediablemente, ya no está.

En la pared de un viejo edificio de la calle Ferlandina de Barcelona, algún desconocido/a ha colocado la fotografía de una mujer anciana. No sabemos de quién se trata, quizá una familiar, una amiga o incluso una desconocida de este mismo autor también desconocido. Pero lo interesante de esta obra es que la imagen desprende algo de esa insistencia por seguir estando ahí, de esa obstinación del referente por permanecer en la fotografía o en la memoria de quien la ha expuesto.

Como las hojas de papel que conforman esta fotografía en la calle, la memoria de esta persona irá desapareciendo. Sin embargo, seguramente que algo de esta anciana quedará en todas aquellas fotografías tomadas por los transeúntes que, como yo, sintieron la necesidad de capturarla.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

1 Comment

Responder