Arte

She dreams in tree spirits

Escrito por

pien_shedreams_01

Decía Oscar Wilde, a finales del siglo XIX, que la realidad era el lugar de lo estéril y lo repetitivo. Por ello el artista no debía imitarla para crear, sino inventar mundos nuevos mediante la imaginación y la fantasía.

La realidad era, para Wilde, como un campo yermo de creatividad, un lugar del que el artista debía escapar para alejarse de la vida y sus compromisos morales, para lograr un arte autónomo.

De esta misma forma, como obras autónomas, presentaba la galería Toni Tàpies de Barcelona una serie de trabajos, entre los cuales se encontraba la obra de Ed Pien.

La obra de este artista, nacido en Taiwán y residente en Canadá, sorprende por su hermosura y delicadez, un mural de papel finamente recortado que descubre una imagen fantástica.

Digo que sorprende porque escasean obras como ésta en el ámbito del arte contemporáneo. Hoy en día, pocas obras nos gustan a primera vista, desde lo más puramente sensible.

Quizá por eso la llaman autónoma, porque el espectador la disfruta con sólo mirarla. ¿O la llaman autónoma por considerarla alejada de la realidad?

Me pregunto si realmente están los fantasmas alejados de nuestras vidas.

¿No eran parte de la realidad de Goya las brujas de sus Caprichos? ¿No era ésta una obra crítica de su época? ¿Qué otra cosa, sino la vida misma, provoca los fantasmas de nuestra imaginación?

Tanto si miro hacia afuera como hacia adentro, creo ver más de un alma desencarnada, iguales como las que recorta Pien.

[Imagen: Galeria Toni Tàpies]

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

Responder