Bon appétit

Escrito por

Buenos días, póngame unos tres quilos de hambruna somalí, y un cuarto de esas miserias nicas, pero que sean managüenses, gracias. También quiero una caja de menores de Patpong para regalo, por favor. Tome y quédese con el cambio. -Disfrute de sus compras. Perfecto, sólo me faltan un par de lapidaciones, o mejor debería comprar tres por si vienen más invitadxs… Sí, quisiera aquellas de Irán, conservan la frescura mejor que las afganas.

Ya son y diez… y siempre se me olvida lo mismo, ahora tendré que dar la vuelta, qué rabia. -¿Pagará la señora con indiferencia o con liberalismo? Si aceptan la Misa-Oro me hará un favor -Ningún problema, faltaría más. Mañana volveré, espero que hayan llegado más víctimas de Somalia, o era Somalilandia, me hago siempre un lío jijiji. Es que voy a lucirme con un suculento Mogadiscio gracias a una secreta receta familiar, lo cocinaré igual que mi madre… aún recuerdo ese aroma rojo. -No le puedo prometer nada, pero si quiere innovar tenemos una salsa agridulce con concentrado de misioneros pedófilos, soldados violadores de la O.N.U y una pizca de estafadoras ONG’S que le da un toque de esos, que… ya me entiende. Ay, no sé, tantos gustos le quitan el sabor al plato. -Usted se lo pierde.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

1 Comment

Responder