Cine y TV

Winter’s Bone

Escrito por

La mejor baza de este filme es la reutilización de los géneros y los clichés a su favor, porque Winter’s Bone no deja de ser una intriga al uso y donde disfrutamos de la gélida interpretación de Jennifer Lawrence podríamos poner a Bogart haciendo de héroe -con un chupa-chups, para no molestar a nadie-. El cine negro sigue vivo, ahora las guerreras son ellas y se nota la influencia del western.

Cuando Ree (Jennifer Lawrence) recibe la noticia de que su padre ha entregado la casa como garantía para la fianza, intuye que no tiene la intención de aparecer por los juzgados y ella, sus dos hermanos y su madre senil se quedarán en la calle. Emprende la búsqueda, aunque pronto descubrirá que lo que tiene que encontrar es un cadáver que nadie quiere reconocer. Si entrega el cuerpo, la fianza se anula y seguirá teniendo un techo para poder ocuparse de los suyos. La agobiante fotografía, la ambientación musical y unos protagonistas al borde del precipicio se encargan de recordarnos que Ree vive en medio de una cloaca y que su familia acostumbra la malas relaciones.

La violencia está presente en cada plano, en cada sonido, en cada mirada. Eso es suficiente para mantener el interés y la tensión desde el primer minuto. El submundo representado es creíble desde el principio y ninguna estridencia rompe la narración, siempre ascendente. La galería de personajes despreciables contrasta con esas pocas personas buenas que, movidas por el amor, deciden jugársela por algo más importante, aunque no vayan a salvar el mundo. Parece algo que se ha contado muchas veces, pero cuando no lo parece y sin embargo queda el poso, es que has presenciado cien minutos de cine con mayúsculas.

Una pregunta a título personal: ¿tan feo quedaba el título en castellano?

facebook:

Responder