Poesía

El bueno y el dos veces malo

Escrito por

Javier era un humilde celador

que soportaba con gran amargor

los abusos del maldito dictador;

un día se preguntó con estupor:

¿Puede alguien vivir peor?

Se mantenía gracias a un impostor

el cual se creía su amo y señor;

pero cierto día pagó al mejor postor

para hacerle éste un pequeño favor:

cometer un intencionado error

y eliminar así al maltratador.

Él mismo es hoy su gobernador,

pues de este modo vive mejor;

con virtud, alegría, brío y vigor;

mas le invade una creciente hedor

procedente de la pared del comedor

a medida que aumenta el calor:

es la de su antiguo explotador.

 

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

Responder