Cine y TV

En la tormenta eléctrica

Escrito por

Bertrand Tavernier prueba suerte en Hollywood con una intriga clásica y bien armada, tal vez algo pesada en los primeros compases por el exceso de voz fuera de campo, que va ganando fuerza y ritmo según avanzan los minutos. Usa el paisaje dejado por el huracán katrina en Luisiana para moldear unos personajes poco amables y un pasado que nadie quiere recordar pero que, por culpa de la naturaleza, es imposible olvidar. La historia que mueve al protagonista (Tommy Lee Jones), la persecución de una serie asesinatos, no es más que la excusa para hablar de unos personajes heridos y de ese pasado que intenta remover.

Una prostituta es asesinada y, al mismo tiempo, los famosos actores de una película que se rueda con la participación financiera del mafioso local -exonerado gracias a que todas las pruebas en su contra se las llevó el katrina-, encuentran el cadáver de un hombre negro asesinado tiempo atrás y que el mismo huracán a desvelado. El protagonista presenció siendo un niño aquel asesinato racial, pero como todo el mundo por entonces, no dijo nada. Ahora no está dispuesto a mirar a otra parte y, escarbando en la mierda, los dos casos se irán juntando.

Se podría intentar acusar a Tavernier de querer trasladar la visión europea al sur estadounidense y al cine negro, pero eso es obviar el hecho de que el buen cine negro es básicamente igual en todas partes. En el capítulo de los errores hay otros asuntos más importantes. Las subtramas están más para representar el contexto social y histórico que para alimentar la trama principal, lo que puede dar la impresión de que algunas cosas podrían no estar o merecerían ser ampliadas. Pero en conjunto, fantasmas confederados incluidos, la película funciona, se sigue con interés creciente, los personajes están perfectamente dibujados y no sobra ningún diálogo.

facebook:

Responder