Editorial

Meteoritos de plastilina

Escrito por

El arte conceptual aún es visto como un meteorito, pero de plastilina. Se prefiere las medias tintas, lo evidente, lo concreto. La especialización como bozal. Una casilla de acero desde donde no moverse, por si acaso. Nadie está fuera.

No se trata de ser cobardes o valientes, sino de creer en la intuición como forma de conocimiento. Las palabras y las imágenes se empeñan en bailar, y nosotros tan sólo nos fijamos en la técnica de sus pasos. Una brújula llena de coincidencias, de esquinas y rizomas.

Si hay que elegir entre un hombre con los pies en el suelo, o uno con la cabeza en las nubes, nos decantamos a ser una especie de Magritte que comienza las casas por los tejados. Allí, de momento, no hay leyes, ni carriles bici.

De los zoológicos se escapan las lobas. Alguien les ha dicho que fuera está la libertad. Pero los elefantes, los leones, y las cobras, esperan dentro, a que regresen. Por algo irán a visitarles, precisamente allí, tantos humanos. Creyendo que al observar uno mismo no es observado. Como si la acción fuera eso.

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

Responder