Beginners (Principiantes)

Escrito por

Es refrescante comprobar que aún es posible contar una historia de amor sin caer en todos los tópicos baratos y, además, arrancar unas cuantas sonrisas sinceras, de esas que notas un poco después oírlas. Eso lo consigue el autor de esta película con un perfecto equilibrio entre comedia y drama, con unos diálogos que en boca de unos actores no tan buenos podrían llegar a chirriar. Todo ello aderezado con una fotografía exquisita, capaz de resaltar todo lo bueno y lo alegre, aún estando en una situación dramática.

Cuando Hal pierde a su mujer, después de cuarenta años de matrimonio, decide salir del armario y empezar a vivir la vida que siempre quiso. Con este planteamiento de partida vamos hilando los personajes, las consecuencias de una relación falsa -aunque mutuamente tolerada- sobre un hijo alérgico al compromiso que, al comprender el motivo de la frialdad entre sus padres es capaz de curarse, por decirlo de alguna manera. Los hechos se aceleran por la inminente muerte del padre por culpa de un cáncer, pero el humor y el cariño hacia los personaje nos permiten ver el drama con otros ojos.

Beginners es un estudio de personajes filmado con un gusto exquisito, tanto en la imagen como en la historia. Todo el metraje consiste en desarrollar una historia para ir conociendo a los personajes y, de esa manera, poder entender el transcurso de la historia.  Podría parecer fácil, pero muchos lo intentan y muy pocos lo consiguen. El tiempo pasa volando y casi nos quedamos con ganas de más. Empatizamos con los protagonista y estamos deseando que todo les vaya bien. Y al final salimos del cine con un estupendo sabor de boca.

 

 

facebook:

Responder