Agujeros

Escrito por

Chema: ¿Sabes una cosa? El otro día vi a Quique.

Rafa: (pausa) ¿A Quique? ¿De qué hablas?

Chema: No…, bueno, quiero decir que me vi a alguien que se le parecía un montón y que llevaba puesta una camiseta como la suya, su preferida. ¿Sabes cuál te digo?

Rafa: ¡Ya ves!¡No se la quitaba ni para dormir! La verde pistacho llena de agujeros, ¿no?

Chema: ¡Esa misma!

Rafa: Al final el muy capullo acabó perdiéndola (risas) ¿Te acuerdas?

Chema: Claro que me acuerdo. Aquella noche los tres llevábamos un pedal impresionante y Quique empezó a potar como un cerdo…

Rafa: Y no quería mancharse la camiseta…

Chema: Y mientras se la quitaba perdió el equilibrio…

Rafa: Y se pegó una hostia… (carcajadas los dos) ¡Qué bueno! Aquél muro debía tener trescientos años por lo menos, pero se lo comió enterito… ¡Dios!, aquello tuvo que hacerle daño… (carcajadas los dos)

Chema: Ya lo creo… Pero no dijo ni una palabra… Perdió el conocimiento allí mismo.

Rafa: Es verdad… Y lo llevaste a casa, ¿no?

Chema: ¡Ya lo creo! Y lo metí en la cama.

Rafa: ¡Joder!

(carcajadas los dos)

Chema: Fue ahí cuando la perdió. Yo ni la vi en el suelo.

Rafa: No veíamos nada, tío.

(risas los dos)

Chema: Menudo cabreo pilló al día siguiente…

(carcajadas los dos)

Rafa: Fue el mismo día que descubrió lo de Sonia, ¿no?

Chema: El mismo, no sabes en qué estado llegó a mi casa. Hacía sólo dos horas que la había pillado con aquel tipo, pero ya se había bebido media destilería. No dejaba de repetirme cómo había sido…

Rafa: Uf, qué horror… Pero cómo nos reímos después… ¿Eh? (risas)

Chema: Eso sí. El cabrón de Quique era un auténtico fiestas.

Rafa: (serio) ¿Cuántos años hace que ocurrió?

Chema: ¿El qué?¿Lo de esa noche?

Rafa: No, ya sabes…

Chema: Ah… Un… unos cinco años. Yo estaba viviendo en Londres cuando su madre me llamó.

Rafa: ¿Fue ella quién te contó que se había tirado desde un sexto piso?

Chema: Sí, y fue horrible. Ni siquiera tuve tiempo de ir al entierro.

Rafa: ¿Tú tampoco pudiste ir?

Chema: Tampoco. Al parecer sólo asistieron sus familiares y algún que otro vecino…

Rafa: Qué putada, joder…

Chema: Una grandísima putada.

Rafa: ¿Por qué lo haría?

Chema: ¿Por qué? Y yo que sé… ¿Y por qué no?… Ya sabes cómo era Quique, siempre riendo. Tuvo que pillar a su novia comiéndosela a su jefe para que yo pudiera verlo afectado alguna vez. No sé tío, ni puta idea de por qué lo hizo, aunque… Últimamente… ¿Sabes?…Últimamente yo también pienso mucho en el…

Rafa: ¿En Quique?

Chema: No, en el… (dubitativo) ¿Puedo hacerte una pregunta?

Rafa: Claro capullo, ¿por qué me preguntas si puedes?

Chema: Si un día… Si un día, de pronto, te enteras de algo así… Quiero decir… Si alguien te cuenta que me he matado… ¿Podrías contárselo a los demás? (pausa) Me refiero a decírselo rápido… Para que puedan venir al entierro.

Rafa: Venga Chema, vete a la mierda… ¿Pero de qué cojones estás hablando?

Chema: No, en serio, ¿lo harías?

Rafa: Pues claro que lo haría, imbécil, ¿pero qué mierda te pasa?¿Por qué te has puesto así de repente?

Chema: Por nada tío. (carcajadas) Vamos a tomar algo de una puta vez, tengo la boca seca.

Rafa: Eso tío, y deja de tocarme las pelotas ya.

(carcajadas los dos)

 

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

Responder