Más rábanos y menos Goris

Escrito por

Imagen: Wikipedia

Nunca es tarde, tan sólo el mañana dicen los poetas muertos y el vitalismo más nietzscheano, en un singular cruce de caminos. Un lugar donde Deleuze, mi Deleuze, me dejó prestado su rizoma, mientras crecía la infinita locura para dar algo de sentido al sinsentido, para encontrar ese único estado donde la verdad se asoma alguna vez desde el balcón de nuestras almas perdidas ¡Esas malditas almas perdidas! Un lugar donde Focault hacia el amor con Derrida, y a Heidegger no le importaba compartir alcoba con el último metafísico. Una bacanal de ideas sucias no optas para mentes quietas. Unas ideas que a veces se atrevían a ser mayores de edad y marxistas, transformando la teorética en toda una praxis, porque ya era la hora de poner los relojes a punto, y sacar la cabeza del hoyo. Si los Fraggles lo hicieron, porque no nosotrxs…

Hay que devenir tío Matt, sin lugar a dudas. Necesitamos más gomas de borrar con forma de lápiz Stadler, para escribir partituras de ruido blanco. Y perderse, perderse para saber quienes somos… si es que aún somos… si es que aún queremos, si es que… quién soy, de dónde vengo y, sobre todo, qué haces tú leyendo esto?

Un abrazo

  • Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Digg

facebook:

Responder