Artículos por: Albert Pérez

Imperativo categórico III

Conviértete, en psicópata si quieres ser rico; vuélvete, honesto

La Fama

Tú, que tenías envidia de ellos, que querías frecuentar salas VIP; ansiabas conocer las futuras promesas...

Imperativo categórico II

Reparte, pero quédate para ti; juega, a la vida; posee, no todo cuanto puedas; acostúmbrate, sólo a lo malo;

Imperativo categórico

Desea, no en exceso; ama, a quien lo merece; fluye, con y como el tiempo; sueña, sólo por las noches;

A un doctor en derecho

Érase un hombre a un pectoral pegado, érase una enciclopedia ambulante, de la futura revolución amante, el zapato contra Bush lanzado; érase el anticristo nortamericano, el tanque ruso en Venezuela de Bush el dolor de la muela, del mundo el ruso más hispano. Érase un pavo al Liverpool pegado, del Music Box y el Blau al acecho, un hombre del [...]

Primavera

Junto al radiador, bajo techo, el juego de cartas sobre la mesa, amigos, comida, té y pipas, ambiente de café parisino finisecular; mientras tanto crímenes en la tele, cielo amarillo y aún tenue luz por la ventana, cartas y céntimos arriba y abajo, y la montaña Canigó en el horizonte, a lo lejos. HERBST An der Heizung, unter dem Dach, [...]

Primavera

Las gotas de sudor en la cara, la herramienta en la mano, esfuerzo, calor sofocante, inmensidad de cielo azul, espalda quemada, pies descalzos, sombrero de paja y aparición del preciado botín, el mayor salvador de vidas de la historia, el oro de color del oro, de mil formas y tamaños: la patata. FRÜHLING Die Schweissetropfen im Gesicht, mit das Handwerkzeug, [...]

Sommer

Auf See, in die frühe Sonne; in einer Hand, die Angelrute, in der anderen, die Geduld; das blau, die Unendlichkeit, die Ruhe, die Totenstille; plötzlich, das Zittern schon da und den Fisch vor die Augen; danach, das Freudenfeuer am Strand, und endlich das Mirakel in meinem Mund. (gewidmet zu Oleguer M.) VERANO En la mar, al sol de la mañana; [...]

Winter

Am Kamin, mit das Feuer, und draussen, den Schnee, überall weiss; drin, die Dunkelheit, nur der Lichtschein des Feuers und seinen unzählige Formen; mein Katze auf dem Teppich, ruhig, geräuschlos. (En la chimenea, con el fuego, afuera, la nieve, todo blanco; dentro, la oscuridad, sólo el resplandor del fuego y sus formas infinitas; mi gato en la alfombra, tranquilo, silencioso.)