Categoría: Habitación de invitados

Sísifo abre la convocatoria para un monográfico sobre el azar

El fanzine publicará los textos e imágenes en la versión online y, antes del verano, seleccionará las mejores colaboraciones para una edición en papel

Tercera eternida

… cómo dos días con sus noches, dos universos de tristeza, redujeron mis labios, mis brazos, mi cintura, la algarabía de mis pájaros para a callarlos y entreabrir el olvido; no estaba mi corazón conmigo sino todos los golpes y equipajes vacíos, la herrumbre, la desesperación de un alba sin vestido y yendo ciegos y despiadados por mi sangre; … [...]

Escribir

La pulsión de escribir me trae a ti hoja virginal que anhelas a tu amado, Virginidad perdida cuando las palabras, fluyendo en mi cabeza como río de sangre que regala vida, introduzco sobre tu ser. Ya has dejado de ser como eras. Manel Hernández.

Días extraños

124-LA ALMOHADA En la almohada, tu cuello bajo el hacha del desencanto. 123-LA VERDAD “No estás solo” Dicen ellos, que no ven. Sabes la verdad. 122-TU BUSQUEDA En tu búsqueda, enfermo de soledad, perdí la razón. 121-VENENO Dulce el veneno, que te mata en silencio, mientras la besas. 120-EL RÍO Cambia tu mente, el río de los días. Te veré [...]

Infancia

Cómo nace de ti toda la violencia Cómo tu cuerpo tan blanco es la patria del horror cómo hace de tus manos rojas de inocencia de tus filos impolutos . . un revólver caliente . . . Sólo de ese vientre menudo nace la crueldad enorme como una bestia de ojos claros como dientes que despierta gritando en el suelo [...]

En el sur del mundo

Que fenómeno indicado que era tan terrible, y fiero Que no tenia primero orejas al parecer, Y a la hora de nacer dio un balido de ternero., La matrona que asistió, a la madre del muchacho De ver al niño con cachos, ¡dijo casi se murió!. La matrona lo oculto, para no asustar, a la madre Luego vino la comadre, [...]

DES…

Una paraula

Una paraula és com una peça de roba deixar que més d’una paraula s´escapi seria com fer un estriptis però àdhuc més perillós. Maisa Sally-Anna.

Nuestros besos ya no morirán

… no, nuestros besos ya no morirán; … de las tardes quemadas no quedó más que oliente ceniza, más que oliente pobreza, y, entre toda la angustia, yo recuerdo tus labios, amor, porque nuestros labios aún servían para algo; … era cuando día a día nos temblaban repletos de heroísmo y tristeza, pues nuestros besos eran lo que no querían [...]